Saltar al contenido
Símbolos Budistas

Oraciones Budistas

Oraciones Budistas
Índice

Oraciones para Meditar y Encontrar la Paz

Los budistas practican la meditación y el cultivo de la atención plena para alcanzar la iluminación y liberación del sufrimiento. Algunas oraciones budistas comunes incluyen:

  • «La paz de mi mente es más valiosa que cualquier tesoro»
  • «Solo por hoy, no enfadaré»
  • «El mundo es una flor, cada ser humano una flor en esa flor»
  • «No sé lo que pasará mañana, pero estoy seguro de que lo afrontaré con serenidad»
  • «La compasión es la raíz de la bondad»
  • «Namaste» (un saludo en sánscrito que significa «mi espíritu se inclina ante el tuyo» y se usa como una muestra de respeto y reconocimiento hacia los demás)
  • «El Buda es una luz en el camino»
  • «No hay sufrimiento, solo paz»
  • «El camino hacia la iluminación es largo, pero vale la pena caminarlo»
  • «La compasión es el corazón de la sabiduría»

También puedes considerar el «Himno de la Gratitud» (en sánscrito: «Namo tassa bhagavato arahato samma sambuddhassa»), que es una oración tradicional budista que se utiliza para honrar y agradecer al Buda. La traducción al español es:

«A ti, oh Buda, el Honrado, el Perfecto, el Perfectamente Iluminado, te ofrecemos nuestro respeto y gratitud.»

El Buda enfatizó la primacía de la práctica y experiencia individual. Dijo que la súplica a los dioses o deidades no era necesaria. Sin embargo, hoy en día, muchos laicos en los países de Asia oriental rezan al Buda en formas que se asemejan a la oración occidental: piden intervención y ofrecen devoción.

Un mantra es una expresión sagrada, un sonido numinoso, una sílaba, una palabra o fonemas, o un grupo de palabras en sánscrito que los practicantes creen que tienen poderes psicológicos y espirituales. La meditación mantra ayuda a inducir un estado alterado de conciencia. Un mantra puede o no tener una estructura sintáctica o un significado literal.

Bhakti, o devoción es una parte importante de la práctica de la mayoría de los budistas. Las prácticas devocionales incluyen la oración ritual, la postración, las ofrendas, la peregrinación y el canto. Ha sido una práctica común en el budismo Theravada desde los primeros días, con ofrendas y oraciones grupales a las deidades y, en particular, a las imágenes de Buda.

Oración de la cadena de oro

«Somos un eslabón en la cadena dorada de amor de Amida que se extiende por todo el mundo, mantendremos nuestro eslabón brillante y fuerte.
Seremos amables y gentiles con todos los seres vivos y protegeremos a todos los que son más débiles que nosotros.
Tendremos pensamientos puros y hermosos, diremos palabras puras y hermosas y haremos acciones puras y hermosas.
Que cada eslabón de la cadena de amor de Amida sea brillante y fuerte, y que todos alcancemos la paz perfecta.»

También:

«Ofrezco mi respeto y gratitud al Maestro de los universos, el Honrado, la gloria de los seres conscientes.
Ofrezco mi respeto y gratitud al Honrado, el Perfecto, el Perfectamente Iluminado, el Arhat, el Buda Samyaksambuddha.
Ofrezco mi respeto y gratitud al Padma-karma, la Joya que cumple todos los deseos.
Ofrezco mi respeto y gratitud al Vajra-karma, la Joya que destruye todos los obstáculos.
Ofrezco mi respeto y gratitud al Karma-vajra, la Joya que cumple todos los deseos y destruye todos los obstáculos.»

Oración Budista Tradicional

«Que todos los seres tengan felicidad y las causas de la felicidad;
Que todos estén libres del dolor y de las causas del dolor;
Que todos nunca se separen de la felicidad sagrada que es sin dolor;
Y que todos vivan en ecuanimidad, sin demasiado apego y demasiada aversión,
Y vivan creyendo en la igualdad de todo lo que vive.»

Oración de Muerte Tibetana

«A través de tu bendición, gracia y guía, a través del poder de la luz que emana de ti:
Que todo mi karma negativo, emociones destructivas, oscurecimientos y bloqueos sean purificados y eliminados.
Que me sienta perdonado por todo el daño que pueda tener. pensado y hecho,
que pueda llevar a cabo esta práctica profunda de phowa, y morir una muerte buena y pacífica,
y a través del triunfo de mi muerte, que pueda beneficiar a todos los demás seres, vivos o muertos.»

Una Invocación de Metta/Compasión

«Mientras todos nos reunimos aquí hoy en amistad y comunidad, tomando un momento de nuestras ocupadas vidas para aprender, compartir y reflexionar sobre las ideas, experiencias y sabiduría de los demás, recordamos cuán bendecidos somos todos. En el mundo actual que nos rodea hay muchos que sufren y enfrentan graves desafíos. Nos solidarizamos con ellos en la compasión y practicando la bondad amorosa hacia nosotros mismos y todos los que nos rodean.

Tomando un par de estrofas de Metta o meditación de compasión, involucrémonos en el poder de la oración que nos conecta, independientemente de la religión, con nuestras creencias e ideales más profundamente, ayudándonos a mantenerlos en nuestras mentes mientras realizamos nuestro trabajo diario. y ayudándonos a desarrollar un sentido más fuerte de convicción. Oremos lo siguiente en nombre de todo lo que es bueno.

Que todos estemos bien, felices y en paz, Que no nos pase nada malo,

Que todos nosotros también tengamos paciencia, coraje, comprensión y determinación para enfrentar y superar las inevitables dificultades, problemas y fracasos de la vida.

Que nuestros padres, nuestros maestros y mentores, nuestros amigos y todos los seres vivos de todo el mundo… estén bien, felices y en paz. Que no les pase nada malo,

Que ellos también tengan paciencia, coraje, comprensión y determinación para enfrentar y superar las inevitables dificultades, problemas y fracasos de la vida.»

Una Oración Budista por la Paz

«Que todos los seres en todas partes plagados de sufrimientos del cuerpo y la mente se liberen rápidamente de sus enfermedades.
Que los asustados dejen de tener miedo, y que los atados sean libres.
Que los impotentes encuentren poder y que la gente piense en hacerse amiga de los demás.
Que aquellos que se encuentran en páramos terribles y sin caminos (los niños, los ancianos, los desprotegidos) sean protegidos por celestiales benéficos, y que alcancen rápidamente la Budeidad.

Alabanza a Buda Shakyamuni

«Oh Bendito, Buda Shakyamuni
Precioso tesoro de compasión,
Dador de suprema paz interior,

Tú, que amas a todos los seres sin excepción,
eres la fuente de la felicidad y del bien;
Y nos guías por el camino liberador.

Tu cuerpo es una joya que colma los deseos,
Tu palabra es un néctar supremo y purificador,
Y tu mente es refugio para todos los seres vivos.

Con las manos juntas me dirijo a ti,
Supremo amigo inmutable,
te pido desde lo más profundo de mi corazón:

Por favor dame la luz de tu sabiduría
Para disipar la oscuridad de mi mente
Y sanar mi continuo mental.

Por favor, aliméntame con tu bondad,
para que yo a su vez pueda nutrir a todos los seres
con un banquete incesante de deleite.

A través de tu intención compasiva,
tus bendiciones y obras virtuosas,
y mi fuerte deseo de confiar en ti,

Que todo sufrimiento cese rápidamente
Y toda felicidad y alegría se cumplan;
Y que el Dharma sagrado florezca para siempre.»

Canto Tradicional Budista de Bendición y Sanación

«Así como las suaves lluvias llenan los arroyos, se
vierten en los ríos y se unen en los océanos,
así el poder de cada momento de tu bondad
fluya para despertar y sanar a todos los seres,
los que están aquí ahora, los que se fueron antes, los que aún están por venir. ven.

Por el poder de cada momento de tu bondad
Que los deseos de tu corazón se cumplan pronto
Tan completamente brillante como la brillante luna llena,
Tan mágicamente como por una gema que cumple los deseos.

Por el poder de cada momento de tu bondad
Que todos los peligros sean evitados y toda enfermedad desaparezca.
Que ningún obstáculo se interponga en tu camino.
Que disfrutes de plenitud y larga vida.

Para todos aquellos en cuyo corazón habita el respeto,
que siguen la sabiduría y la compasión del Camino,
que su vida prospere en las cuatro bendiciones
de la vejez, la belleza, la felicidad y la fuerza.»

Las Palabras de Buda Sobre la Bondad (Metta Sutta)

«Esto es lo que debe hacer
Quien es hábil en la bondad,
Y quien conoce el camino de la paz:
Que sean capaces y rectos,
Rectos y amables en la palabra.
Humilde y no engreído,
Contento y fácilmente satisfecho.
Libre de deberes y frugal en sus formas.
Pacífica y tranquila, sabia y hábil,
no orgullosa ni exigente por naturaleza.
Que no hagan la más mínima cosa
Que luego los sabios reprendan.
Deseando: En alegría y en seguridad,
Que todo esté en paz.
Cualesquiera que sean los seres vivos que pueda haber;
Ya sean débiles o fuertes, sin omitir ninguno,
El grande o el poderoso, mediano, corto o pequeño,
Los que se ven y los que no se ven,
los que viven cerca y los que viven lejos,
los nacidos y los que van a nacer,
¡que todo esté en paz!

Que nadie engañe a otro,
ni desprecie a ningún ser en ningún estado.
Que nadie, por ira o mala voluntad,
desee hacer daño a otro.
Así como una madre protege con su vida a
Su hijo, a su único hijo,
Así con un corazón sin límites
Uno debe cuidar a todos los seres vivientes:
Irradiando bondad sobre el mundo entero
Difundiéndose hacia arriba a los cielos,
Y hacia abajo a las profundidades;
Hacia el exterior y sin límites,
Libre de odio y mala voluntad.
Ya sea de pie o caminando, sentado o acostado
Libre de somnolencia,
Uno debe mantener este recuerdo.
Esto se dice que es la morada sublime.
Al no mantener puntos de vista fijos,
El de corazón puro, teniendo claridad de visión,
Estando libre de todos los deseos de los sentidos,
No nace de nuevo en este mundo.»

Oración a la Hora de la Comida

«Este alimento es el don de todo el universo,
Cada bocado es un sacrificio de vida,
Que yo sea digno de recibirlo.
Que la energía de este alimento,
me dé la fuerza,
para transformar mis malas cualidades
en sanas.
Estoy agradecido por esta comida,
Que pueda realizar el Camino del Despertar,
Por el bien de todos los seres.

Las alegrías y los dolores de todos los seres
están presentes en el don de este alimento.
Recibámoslo con amor
y gratitud…

Y teniendo en cuenta a nuestras hermanas y hermanos
entre los seres vivos de todo tipo
que tienen hambre o no tienen hogar, están
enfermos o heridos,
o sufren de alguna manera.»

Oración Budista Tibetana a la Hora de Comer

«Al precioso Buda, Maestro insuperable,
al precioso Dharma, Refugio insuperable,
a la preciosa Sangha, Guía insuperable,
a las tres Joyas, las fuentes del Refugio, hago esta Ofrenda.»

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Además de Oraciones Budistas, te puede interesar:

Configuración